LA SIGNIFICACIÓN Y FUNCIONES DE LOS GRABADOS

El ‘arte rupestre’ prehistórico involucra las pinturas (pictografías) y grabados (petroglifos) sobre superficies rocosas, realizados por grupos humanos en el pasado. Estos diseños gráficos son representaciones que plasman un universo de elementos ideológico-simbólicos, intencionalmente elaborados (Cabrera, 2013) para cumplir distintas funciones al interior de las comunidades que los realizaron.

 

La importancia del estudio arqueológico de las representaciones rupestres se basa en el hecho que, como código de comunicación, producto de un repertorio colectivo, es conocido, difundido y socializado por los miembros de la comunidad, integrando el subsistema simbólico a la vez que integra el sistema sociocultural de la misma y por ello, su estudio sistemático se hace imprescindible para una mejor comprensión de dicha cultura; trascendiendo así su puro valor estético.


 

SOBRE LOS DISEÑOS ENCONTRADOS

Los diseños son de tipo geométrico abstractos, los que muestran o combinan técnicas de picoteado y/o abrasión (raspado y aun pulido). En muchos casos, los motivos se destacan mediante un mayor grosor o profundidad de las líneas, o vaciado (relleno) de la figura. No faltan incluso, motivos que adoptan aspectos de “bajo relieves”, los que combinan diversas técnicas de ejecución:

picoteado con intervalos rítmicos, picoteados continuo y raspado,

raspado fino. Desde incisiones continuas y unidas, formado surcos a punteados esparcidos y equidistantes. Los surcos o trazos rectilíneos presentan sección en “V“, o en “U”